• Inicio
  • Murcia
  • Murcia Inmemorial
lodecasas-1.jpg

La historia de la Hacienda Lo de Casas

Enclavada en Churra, maltrecha y desvencijada, apenas su blasonada torre del siglo XIX se mantiene erguida, una hidalga atalaya con los escudos heráldicos de quienes fueron sus propietarios, los Aledo y Calderón. Desde allí se divisaban antaño los millares de pinos, almendros y algarrobos, los centenares de olivos y varias decenas de higueras que cubrían el suelo fértil de la finca en el momento de su máximo esplendor. Así sería gracias al empeño y al amor que puso en aquellas tierras quien fuera uno de sus propietarios, don Mariano Vergara Pérez de Aranda, I marqués de Aledo.

Etiquetas: arquitectura historia

Leer más: La historia de la Hacienda Lo de Casas

0
0
0
s2smodern
hospital-s.juandedios.jpg

El Hospital de San Juan de Dios

Nos encontramos ante otro de esos edificios que durante varios siglos existieron en la ciudad de Murcia. Situado sobre el mismo lugar que en la Murcia musulmana ocupó el Alcázar Nasir. Allí mismo, tras la conquista cristiana, Alfonso X el Sabio concedió a los Templarios una de sus moradas; aquel mismo enclave de la primera iglesia cristiana de la ciudad, nominada con la advocación de Nuestra Señora de Gracia.

Etiquetas: historia

Leer más: El Hospital de San Juan de Dios

0
0
0
s2smodern
DIVINA-PASTORA.jpg

El paso de la Divina Pastora de San Antolín

 

Aunque el origen de esta advocación mariana tiene lugar en Sevilla en los albores del siglo XVIII, con anterioridad encontramos algunas referencias de ella en escritos de Juan el Geómetra, Gonzalo de Berceo y en el algún sermón de San Juan de Ávila[1]. Los promotores de la representación de la Santísima Virgen como Pastora de Almas fueron los frailes capuchinos, dirigidos, en este caso, por la persona de Fray Isidoro de Sevilla, quien encargaría la ejecución de una pintura a Alonso Miguel de Tovar, seguidor aventajado de Bartolomé Esteban Murillo.

Etiquetas: historia escultura

Leer más: El paso de la Divina Pastora de San Antolín

0
0
0
s2smodern
grabadoriada.jpg

La riada de Santa Teresa

Había sido un verano poco común en la huerta de Murcia, mucho más lluvioso de lo habitual, y los huertanos se mostraban esperanzados ante lo que el cielo les había regalado. Era el día 14 de octubre de 1879, cuando nadie podía ni siquiera sospecharlo. Se gestó la gran esquilma, lejos, en la Sierra de Vélez, cuando un cielo oscuro y traicionero quebró sin aviso, y una enorme cortina de agua se desprendió sobre la tierra.

Etiquetas: historia

Leer más: La riada de Santa Teresa

0
0
0
s2smodern
puentemayor.jpg

El antiguo Puente Mayor de Murcia

Su fin comenzó a gestarse durante la noche de aquel domingo día 25 y la madrugada del lunes 26 septiembre de 1701, cuando una terrible crecida del río segura alertó a toda la población de Murcia. Los más ancianos aseguraban no haber visto jamás llegar las aguas a un punto tan elevado, así figura reflejado en las Actas Capitulares de la reunión extraordinaria del Concejo en la mañana de aquella fatídica jornada.

Etiquetas: historia

Leer más: El antiguo Puente Mayor de Murcia

0
0
0
s2smodern
puerta-contraste.jpg

El Contraste de la Seda

Existió en Murcia un edificio relevante que, durante más de tres siglos, se convirtió en todo un símbolo para la ciudad: El Contraste de la Seda. Comenzó a construirse allá por el año 1601 bajo la dirección de Pedro Monte de Isla. Estuvo ubicado en la actual Plaza de Santa Catalina, lugar en el que permanecieron establecidas varias instituciones de las que apenas quedan recuerdo, y que otrora fuera centro neurálgico de Murcia. Esta insigne edificación, tristemente desaparecida, tuvo la capacidad de albergar entre su muros a unos cuantos oficios y a diversas instituciones que a continuación relatamos.

Etiquetas: historia

Leer más: El Contraste de la Seda

0
0
0
s2smodern

Murcia me gusta. Ciudad clara de colores calientes, de piedras tostadas, color de cacahuete tostado. Y notas deliciosas de luz, las calles estrechas y sin aceras, las “veredicas del cielo”, las tiendas de los artesanos, el esparto y la cuerda. Y ahora en el crepúsculo, una luz maravillosa.

Jorge Guillen

© LovingMurcia. 2018