• Inicio

El Mercado que semanalmente se celebra en Murcia se ha convertido en una tradición desde hace siglos. Fue una de las concesiones que tuvo el rey Alfonso X El Sabio con la ciudad. La disposición para que los vecinos y moradores tuvieran el privilegio de celebrar un mercado todos los jueves fue otorgada, estando el Rey Sabio en la ciudad de Sevilla, el 18 de mayo de 1266.

Existen en la Semana Santa de Murcia, desde tiempos ancestrales, unos sonidos característicos y genuinos que emanan de tambores sordos y enormes bocinas que por su desproporciando tamaño se apoyan sobre ruedas. Son conocidos como “toques de burla” o “convocatoria”. 

Murcia me gusta. Ciudad clara de colores calientes, de piedras tostadas, color de cacahuete tostado. Y notas deliciosas de luz, las calles estrechas y sin aceras, las “veredicas del cielo”, las tiendas de los artesanos, el esparto y la cuerda. Y ahora en el crepúsculo, una luz maravillosa.

Jorge Guillen

© LovingMurcia. 2018