mercadojueves.jpg

El Mercado de los jueves

El Mercado que semanalmente se celebra en Murcia se ha convertido en una tradición desde hace siglos. Fue una de las concesiones que tuvo el rey Alfonso X El Sabio con la ciudad. La disposición para que los vecinos y moradores tuvieran el privilegio de celebrar un mercado todos los jueves fue otorgada, estando el Rey Sabio en la ciudad de Sevilla, el 18 de mayo de 1266.

En aquella Murcia medieval el "Mercado de los jueves", nombre con que se le conoce popularmente hoy día, tuvo como primer asentamiento las inmediaciones de la calle Santa Teresa y la antigua Calle de la Acequia, en las inmediaciones de San Miguel. Por aquellas estrechas calles se agolpaban los puestos de los mercaderes venidos de extramuros para intercambiar sus mercancías. El mercado se extendía hasta la confluencia de la calle Santa Teresa con la de San Nicolás, lo que fue una de las puertas de Murcia, la del Azoque, o Puerta del Mercado.
Con el devenir de los años el Mercado fue ganado en importancia y extendiéndose paulatinamente hacia las inmediaciones del barrio de San Pedro. Aún permanece presente una de esas huellas con el nombre de la antigua "Calle de las Mulas" (actual calle Ruipérez), el cual proviene porque esa era la calle donde se concentraban estos animales de carga, tan valorados en las faenas de transporte de la época, y que cada jueves se adueñaban de tan angosta vía.

Es curioso el hecho de que el 20 de octubre de 1711, los vecinos de la plaza de Santo Domingo y de la calle de Trapería, ofrecieron una buena limosna a los Mayordomos de la Virgen del Rosario para concluir su camarin, y al mismo tiempo, para que intercedieran en el Ayuntamiento para que el Mercado de los jueves se celebrase en dicha plaza. En aquel mismo lugar también se ubicaba la Feria anual del mes de septiembre. Finalmente aquella petición fue concedida. Desde entonces el Mercado se celebraría en la plaza de Santo Domingo, conocida entonces como Plaza del Mercado. Aunque hay que puntualizar que sería solo entre los meses de mayo a septiembre. Para el resto del año, el "Mercado de los jueves" ocupaba las inmediaciones de la Glorieta, desde el Puente Viejo hasta el soto del río, donde se asentaba el mercado de ganados. Después de bastantes años, el Mercado de los jueves ocupó también los aledaños del Paseo del Malecón, el Plano de San Francisco y el lugar del Jardín Botánico, desaparecido durante la Guerra Civil.

Desde hace ya algunas décadas, el lugar del tradicional para este Mercado de Murcia es la Avenida de la Fama. Cada jueves se emplazan unos 650 puestos con múltiples productos y mercancías. Así podemos comprar entre frutas y verduras, alimentos envasados, encurtidos, semillas, hierbas, ropa y calzado, bisutería, perfumería, productos de limpieza, mercería, carnes o embutidos.
Con más de 700 años de vida, el Mercado de los jueves es una de las tradiciones más antiguas que se conservan en nuestra hermosa ciudad de Murcia. Nuestro deber no será solo conservarla, sino intentar realzarla para que pueda perdurar en el tiempo.

Etiquetas: historia tradiciones

0
0
0
s2smodern

Murcia me gusta. Ciudad clara de colores calientes, de piedras tostadas, color de cacahuete tostado. Y notas deliciosas de luz, las calles estrechas y sin aceras, las “veredicas del cielo”, las tiendas de los artesanos, el esparto y la cuerda. Y ahora en el crepúsculo, una luz maravillosa.

Jorge Guillen

© LovingMurcia. 2018