plaza-belluga2.jpg

Augurio

Gerardo Diego en MurciaEscucha, amigo. Bulle la tartana,
crujen y verbenean verdes hojas
de la morera y tuércense en congojas
hilos de plata de una seda anciana.

"Hilarás tu memoria" en la mañana,
en la tarde de un día -oh tierras rojas,
oh estrellas ya en la noche, oh paradojas
de eternidad efímera huertana-.

Aprende, amigo, goza del Segura,
sube a la reina torre a distenderte
en círculos de lumbre y de verdura.

Que ella vendrá, murcianamente esquiva,
en una eternidad cantada y viva,
con palabras al filo de la muerte.

[Gerardo Diego a la Torre de la Catedral de Murcia, hacia 1941]

Etiquetas: catedral literatura

0
0
0
s2smodern

Murcia me gusta. Ciudad clara de colores calientes, de piedras tostadas, color de cacahuete tostado. Y notas deliciosas de luz, las calles estrechas y sin aceras, las “veredicas del cielo”, las tiendas de los artesanos, el esparto y la cuerda. Y ahora en el crepúsculo, una luz maravillosa.

Jorge Guillen

© LovingMurcia. 2018