barracayhuertanos.jpg

La Huerta IV [Las Siete Coronas de Murcia]

Cuando al tibio fulgor de los solares
rayos que mueren, cuando muere el día,
se estremece el Otoño en su agonía
con mortaja de trigos y cañares.

Modula el suave viento en sus cantares
de himno primaveral la melodía,
los naranjos suspiran de alegría
brindando sombra y derrochando azahares.

Entre aquel oleaje de verdores,
bellas ondas de espuma son las flores,
brisa es el viento y el bajel corolas.

Y como ninfa a quien agobia el tedio,
Murcia parece, reclinada en medio,
la sirena que duerme entre las olas.
 
Pedro Jara Carrillo [La Huerta IV. Las Siete Coronas de Murcia]

Etiquetas: literatura

0
0
0
s2smodern

Murcia me gusta. Ciudad clara de colores calientes, de piedras tostadas, color de cacahuete tostado. Y notas deliciosas de luz, las calles estrechas y sin aceras, las “veredicas del cielo”, las tiendas de los artesanos, el esparto y la cuerda. Y ahora en el crepúsculo, una luz maravillosa.

Jorge Guillen

© LovingMurcia. 2018