LATORRE.png

A la Torre

Hermosa galana de nacimiento,
divina majestad de estirpe toscana,
gigante atalaya, seña cristiana,
la guía más grande del firmamento.

Diriges a repique de campana 
la existencia. ¡Murciana de mis amores!;
y tus bellos guijarros de colores
reflejan la bella huerta sultana.
 
Habitas eternamente erguida,
acariciando el cielo con tu aliento
con nuestra semblanza bien recogida,
 
y ante ti, entregado y macilento,
tras conquistar la gloria prometida,
velaré tu figura en mi pensamiento.
 
 
[A la Torre de la Catedral. Antonio Jiménez. Primavera de 2016.]

Etiquetas: catedral literatura

0
0
0
s2smodern

Murcia me gusta. Ciudad clara de colores calientes, de piedras tostadas, color de cacahuete tostado. Y notas deliciosas de luz, las calles estrechas y sin aceras, las “veredicas del cielo”, las tiendas de los artesanos, el esparto y la cuerda. Y ahora en el crepúsculo, una luz maravillosa.

Jorge Guillen

© LovingMurcia. 2018