casa-belen.jpg

Casa del Belén: La Torre del Reloj

En la pedanía murciana de Puente Tocinos, llamada cuna del belén de la Región de Murcia por su industria y tradición belenística, ha quedado inaugurada recientemente la Casa del Belén. Ubicada en un caserón del siglo XVIII, conocido como la Torre del Reloj, llamado así por un curioso y antiquísimo reloj de sol que había en su fachada, aunque durante mucho tiempo, esta casa fue también conocida en Puente Tocinos por el nombre de “La Torre de los Zamora”.

A propósito de esta edificación, durante muchas décadas perteneció a la familia Zamora, concretamente a los hermanos llamados Pedro y Dolores, últimos propietarios desde finales del siglo XIX hasta nuestros días, y que pasaron a descendientes de éstos, siendo el último propietario Manuel Abellán, nieto de Dolores casada con Manuel Abellán. En esta Casa del reloj, sobre todo en la vivienda de Pedro y su esposa Amalia, se refugiaban numerosos huertanos cuando el río Segura amenazaba riada con la consiguiente destrucción de sus viviendas y de sus propias vidas. La Casa del reloj servía como un refugio solido y seguro para los pobres desdichados que quedaban despojados de su bienes de la noche al día.

Ahora, e este rincón de la Huerta de Murcia, quedan expuestas distintas muestras de maestros artesanos belenistas de gran una tradición, como la familia Griñan, los hermanos Galán, o Nicolás Almansa entre otros.

Horario
De lunes a viernes de 10.00 a 14.00. Tardes de jueves a sábado de 17.00 a 20.00. Domingos y festivos de 11.00 a 14.00 horas

Dirección
Calle Olivo esquina con Travesía Torre 2, s/n,
30006 PUENTE TOCINOS (MURCIA)
Teléfono: 968 30 11 26
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Etiquetas: museos artesanía

0
0
0
s2smodern

Murcia me gusta. Ciudad clara de colores calientes, de piedras tostadas, color de cacahuete tostado. Y notas deliciosas de luz, las calles estrechas y sin aceras, las “veredicas del cielo”, las tiendas de los artesanos, el esparto y la cuerda. Y ahora en el crepúsculo, una luz maravillosa.

Jorge Guillen

© LovingMurcia. 2018