Spanish Chinese (Simplified) English French German Italian

El Imafronte (I)

Escrito por Gaiska Oñate el . Publicado en Joyas de Murcia

Llamamos imafronte a la fachada principal de un templo, que generalmente se encuentra a los pies del mismo, en el lado opuesto a la cabecera. Suele ser la fachada y portada más importante, así como monumental y trabajada. En la Catedral de Murcia adquiere aún más relevancia ya que es también la imagen de la Ciudad y de la Diócesis.

Lógicamente, el imafronte actual no es la primera fachada principal que tiene la Catedral, ya que transcurrieron 287 años entre ambas obras. Podemos pensar que contaría con algún acceso gótico, más o menos trabajado, que se construiría en el momento de erección del templo y que fue sustituido a mediados del S.XVI por la fachada renacentista de Jerónimo Quijano. No se tienen muchos datos de esta segunda obra, pero se sabe por descripciones que constaba de tres vanos de acceso, estando el central dividido por un parteluz, y divididos por columnas de orden corintio. No llegó a durar más de dos siglos, ya que en 1732 presentaba graves problemas de estabilidad debidos a las numerosas riadas que habían dañado a los cimientos.

Imafronte catedral murciaPor aquella fecha se encontraban en Murcia diferentes ingenieros trabajando en la canalización del Reguerón, que fueron consultados y aconsejaron su derribo. En especial Sebastián Feringán, ingeniero militar que deseaba construir la nueva fachada, y que incluso fue a la corte a pedir apoyos, consiguiendo grandes aportes económicos de la Casa Real. También se sumaron a las ayudas el Ayuntamiento, la Diócesis y el Cardenal Luis Belluga Moncada, que envió dinero desde Roma. Finalmente sería Jaime Bort Miliá, recomendado por el sobrino del Cardenal, quien asumiría la dirección delas obras, como recoge el acta capitular del 9 de noviembre de 1736, en la que también aparece el nombre de sus principales ayudantes, entre ellos Juan de Gea y José López, que una vez acabada la fachada, construirían el tercer cuerpo de la Torre y el Balcón de los Conjuratorios.

Los trabajos de construcción duraron más de lo previsto, ya que Jaime Bort los alternaba con otras obras menores, finalmente se marcha a Madrid en 1752 y será su ayudante y aparejador Pedro Fernández  quien la culmine en 1754.

El castellonense Jaime Bort llegaba después de trabajar varios años como arquitecto mayor de la ciudad de Cuenca, donde no sólo desempeña la labor de arquitecto, como en la casa consistorial, si no también de escultor realizando el retablo de la ermita de San Roque. De hecho podríamos decir, parafraseando al propio Feringán, que Bort era un “escultor que se aplicó a la arquitectura”, cualidad que propició que el imafronte catedralicio no sea solamente la última gran obra del barroco español si no  una de las obras más importantes de este periodo.

 

 

 

 

Articles tagged

Regala LovingMurcia

Aquí os dejamos el enlace para acceder a esta tienda online con artículos LovingMurcia...

camisetas lovingmurcia

 

Plano de Murcia

Follow Us
rss
google+